IPL-cuello-escote-manos

El fotoenvejecimiento del escote, cuello y manos se debe a una acumulación del efecto de la luz ultravioleta a lo largo de los años y se hace visible no sólo con descolgamiento y flacidez sino que aparece también en forma de:

  • Cambios de pigmentación (rojeces, amarilleamiento).
  • Una aparición de arrugas en las zonas más expuestas a la luz.
  • Manchas
  • Pérdida de brillo en las zonas más en contacto con la luz.
  • Pérdida del brillo en la piel.
  • Poros más abiertos.

Otros factores que influyen en el deterioro de la piel son: fumar, llevar una dieta desequilibrada, cambios bruscos de peso, etc. Como consecuencia, la piel en estas zonas se ve marchita y apagada. Para tratar cada una de estas manifestaciones, gracias a los tratamientos de IPL o luz pulsada, ya no es necesario hacerlo por separado como se hacía antiguamente.

¿Para qué sirve el tratamiento IPL en el cuello?  

El principal problema que sufre la piel del cuello se debe a que la mayoría no extiende los tratamientos y cuidados que aplican en el rostro al cuello. Por lo que la zona sufre de desnutrición y poca hidratación de los tejidos desembocando en manchas y arrugas por exposición solar. El tratamiento IPL consigue una mejora de todos estos signos de envejecimiento en el cuello además de aumentar la calidad de la piel.

¿Para qué sirve el tratamiento IPL en el escote?  

Al igual que ocurre con la dejadez de tratamientos de hidratación y nutrición en el cuello, pasa con el escote. Son los grandes olvidados y sufren las consecuencias más pronunciadas en cuanto a envejecimiento y pérdida de luminosidad. Los grandes enemigos del escote son la deshidratación y la luz solar, produciendo arrugas y manchas respectivamente.

Con el tratamiento IPL en el escote favorecemos la producción de colágeno, corrigiendo los signos de envejecimiento y mejorando la elasticidad de la piel.

TratamientoEscote_IPL_ABR17 (1)

¿Qué se consigue con el tratamiento IPL en manos?  

El paso del tiempo y la constante exposición a la luz solar también hacen mella en nuestras manos, especialmente a partir de los 40 años empieza a notarse un deterioro gradual de la apariencia de las manos dejando patentes muestras de envejecimiento como son la piel cuarteada, un aumento de la red venosa, falta de hidratación y manchas. Gracias a las sesiones de IPL en manos se consigue una mejora notable en la elasticidad y un aspecto rejuvenecido de las manos.

¿Cómo preparase para una sesión de IPL en cuello, escote y manos?  

Para realizar las sesiones de IPL en el cuello, escote y manos, el paciente debe acudir sin maquillaje ni ningún tipo de loción o crema. Para ver los resultados del tratamiento se necesita aproximadamente unas 5 sesiones de IPL con una duración de aproximadamente 20 minutos. El tiempo aproximado entre sesión y sesión es cada 20 días.

Después de las primeras 5 sesiones de IPL en el cuello, escote y manos, se consigue una piel más tersa, luminosa y sin manchas.

Si quieres saber más sobre los tratamientos de IPL en cuello, escote o manos, no dudes en consultar a nuestros especialistas. Te asesorarán de manera personalizada sin compromiso.

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone