El método POSE es conocido por ser la opción más segura y menos invasiva para tratar la obesidad. Mediante este método conseguimos reducir el tamaño y la capacidad del estómago para que el paciente tenga una menor sensación de hambre y se mantenga así durante mucho tiempo.

¿Con qué tipo de paciente se puede utilizar el método POSE?

La reducción de estómago POSE está indicada en aquellos pacientes con sobrepeso u obesidad que poseen un índice de masa corporal (IMC) comprendido entre 30 y 40, y que han fracasado con los tratamientos dietéticos y/o farmacológicos. Es imprescindible que el paciente siga las pautas dietéticas y de ejercicio físico que se indican en el tratamiento para conseguir el máximo resultado posible.

Preoperatorio

Los preparativos son estándar. El paciente tendrá que pasar por una prueba de tránsito esofágico, se le hará una analítica completa, y una historia clínica. El paciente por su parte tendrá que hacer una dieta líquida tres días antes de la intervención y estar en ayunas las doce horas previas a la operación.

¿En qué consiste el procedimiento?

El método POSE se realiza por vía endoscópica y consiste en crear una serie de pliegues en el estómago. El objetivo es reducir sus dimensiones y la forma de la cavidad gástrica para que el paciente consiga una sensación de saciedad precoz y sea capaz de comer menos. Mediante los pliegues en el antro gástrico, hacemos más lento el vaciado del estómago, y esto se traduce en tener menos hambre entre comidas.

ImgObesidadWeb_750x350_DIC156

¿Qué diferencia a la Reducción de Estómago POSE de las demás cirugías de la obesidad?

La mayor diferencia con otros procedimientos es que se realiza por vía oral, mediante una endoscopia, así que no precisa de ningún corte externo.

¿Cuánto tiempo dura la intervención?

Es una intervención de bajo riesgo que suele durar 45 minutos y se realiza bajo anestesia general. El ingreso normalmente es de tipo ambulatorio pero el especialista decidirá en cada caso el tiempo necesario de hospitalización.

¿Cuándo empezaré a perder peso?

Después de la intervención, comenzarás un régimen específico y el equipo médico te hará un seguimiento. Tendrás menos hambre y te sentirás saciado antes, así que comerás menos y tu cuerpo empezará a quemar la energía de la grasa ya existente. El peso que pierdas dependerá de tu capacidad de adaptación a los nuevos hábitos alimenticios y del estilo de vida que lleves.

Ventajas del método POSE

Empleando la vía de acceso endoscópica el POSE ofrece las siguientes ventajas:

  • Reducción del dolor post cirugía
  • Procedimiento confidencial debido a la ausencia de cicatrices externas
  • Recuperación más rápida
  • Estancias hospitalarias más breves, en régimen de ambulatorio

ImgObesidadWeb_750x350_DIC15

¿Cuál es el proceso de recuperación tras la reducción de estómago POSE?

La gran mayoría de los pacientes pueden volver a su actividad normal un par de días después de la intervención. Siempre va a depender de la evolución individual, es fundamental seguir las pautas dadas por el médico para optimizar los resultados y lograr los objetivos.

¿Cuáles son las complicaciones del postoperatorio?

Aunque no es frecuente, en ocasiones se puede padecer dolor abdominal, leves hemorragias, infecciones, naúseas y vómitos o reacciones alérgicas.

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone