Lipolifting

El lipofilling o lipotransferencia es la técnica de cirugía estética que nos permite rellenar y rejuvenecer una zona corporal o facial con nuestra propia grasa, consiguiendo un resultado de relleno permanente y natural. Este proceso definitivo es sencillo, se suele realizar con anestesia local y sedación y de forma ambulatoria. Nuestros cirujanos realizan una pequeña liposucción, preparan  la grasa y la infiltran en la cara o en el cuerpo consiguiendo un volumen y  rejuvenecimiento inmediato y definitivo.

¿En qué consiste la técnica del lipofilling o lipotransferencia?

La técnica del lipofilling se hace a través de una liposucción a baja presión, con el fin de obtener injertos de células del propio tejido adiposo de esas zonas que queremos reducir su volumen para insertarlas en las zonas que queremos que aumenten.

Las áreas de donde obtenemos el exceso de grasa suelen ser principalmente las caderas y abdomen. La lipotransferencia siempre se hace con la grasa del propio paciente que se ha extraído unos instantes antes. Las células que se obtienen son sometidas a un proceso de acondicionamiento (centrifugación). Para terminar las células se injertan en la zona deseada con la ayuda de pequeños tubos diseñados para este tipo de procedimientos.

¿Para qué casos está indicado el lipofilling o lipotransferencia?

Está indicado especialmente para aumentar o rellenar zonas faciales (pómulos) o corporales como los glúteos, es una óptima solución para corregir asimetrías corporales o secuelas de accidentes.

Una de las grandes ventajas de este procedimiento es que al usar estas cánulas con un grosor tan pequeño no quedan cicatrices a la vista ni en la zona donante ni en la zona receptora.

¿Cuánto tiempo dura la intervención?

Dependerá de las zonas que se van a tratar y del tamaño de las mismas. Se hará bajo anestesia local y sedación y se requerirán unas horas de estancia postoperatoria en la clínica sin necesidad de pasar la noche ingresado.

Postoperatorio de una lipotransferencia

Debido a que las molestias son mínimas, después de 24 horas el paciente podrá volver a la vida normal poco a poco. Los primeros días habrá que tener cuidado de no apoyarse sobre la zona donde se ha injertado la grasa.

Después de dos semanas de la intervención el paciente podrá volver a trabajar y después de un mes volverá a todas sus rutinas diarias incluido el deporte.

***Si necesitas más información sobre el lipolifting o lipotransferencia no dudes en consultar sin compromiso a nuestros especialistas, te harán una valoración personalizada. 

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone