Carboxiterapia

La Carboxiterapia está indicada para la reducción de la celulitis, la adiposidad localizada, la flacidez, las patologías vasculares arteriosas y la reducción de estrías.

Consiste en la aplicación percutánea o subcutánea de dióxido de carbono con fines terapéuticos y estéticos. El gas debe ser de tipo medicinal anaeróbico con un 99.9% de pureza, este gas no representa un peligro ni causa riesgo o daño alguno. Es un tratamiento fácil de aplicar.

¿En qué consiste la aplicación de la carboxiterapia? 

La aplicación de CO2, se efectúa con un equipo capaz de controlar el volumen de gas con una presión constante durante un tiempo determinado. El dióxido de carbono se administra a través de la piel y una vez dentro, el CO2 provoca una vasodilatación del micro círculo subcutáneo y un aumento de la oxigenación local, lo que se manifiesta en un aumento de la velocidad de flujo y la apertura de capilares virtuales normalmente cerrados en condiciones parafisiológicas.

Este procedimiento posibilita oxigenar la zona tratada, mejorando el tono de la piel, favoreciendo la cicatrización de tejidos y eliminando toxinas. La carboxiterapia es un tratamiento que se desarrolla en varias sesiones. Hoy en día es uno de los mejores métodos para combatir la celulitis, un problema de estética que concierne a muchas mujeres, sobre todo a la hora de llevar prendas cortas y bañador. Gracias a la carboxiterapia en unas pocas sesiones notará la diferencia y gozará de una piel lisa y con menos irregularidades.

¿Cuánto dura una sesión?

En cuanto a la duración de las sesiones de carboxiterapia dependerán de las zonas que se vayan a tratar, pero generalmente suelen ser de 30 minutos aproximadamente. Después de las sesiones los pacientes pueden experimentar en la zona tratada ligeras molestias, algún pequeño hematoma y tal vez sensación de ardor, pero nada grave.

¿Cuánto duran los resultados? 

La duración de los resultados obtenidos con la carboxiterapia dependerá de varios factores. Por ejemplo, una vez que hayamos logrado el objetivo deseado en cuanto a reducción de estrías y cicatrices, los resultados deberían ser permanentes, a menos que se hayan generado nuevas cicatrices o estrías durante el tratamiento. En el caso de la celulitis, la flacidez y  la reducción de los depósitos de grasa, la actitud del paciente será el factor más importante. Ya que si se compromete a seguir un programa de ejercicios y una dieta sana, los resultados pueden durar por años, pero si por el contrario los hábitos alimentarios no son buenos y se practica un estilo de vida sedentario, el problema volverá a aparecer en poco tiempo. Algunos pacientes necesitan sesiones de retoque, si se observa alguna decoloración del área tratada no debe dudar en asistir al especialista, una intervención a tiempo es la clave.

***Si quieres saber más sobre este tratamiento, ponte en contacto con nuestros especialistas sin compromiso

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone