El Bypass gástrico está considerado como la mejor técnica para conseguir rebajar ese exceso peso que tanto nos preocupa y para el controlar el mismo a largo plazo. Los resultados después de la intervención han sido contrastados durante más de 25 años.

Antes del tratamiento

El paciente será evaluado por nuestros médicos y especialistas, que tras estudiar y analizar al paciente de manera personalizada, lo aceptarán o rechazarán para el programa de Bypass gástrico.

¿En qué consiste el procedimiento del Bypass gástrico?

La técnica del Bypass gástrico se realiza mediante cirugía bariátrica mixta y está asociada a dos tipos de acción (de ahí la técnica mixta): por un lado disminuye la capacidad del estómago (una restricción), debido a esta acción el paciente experimenta una mayor sensación de saciedad con una menor ingestión de alimentos y a la vez se está beneficiando de la malabsorción, ya que los alimentos se desvían con el fin de que no pasen por todo el intestino. Estos sistemas de adelgazamiento son muy eficientes y duraderos en el tiempo, consiguiendo que los pacientes se mantengan muy cerca de su peso normal. En la mayoría de los casos los pacientes logran perder entre el 70% y el 80% del exceso de peso.

GraficasBypass_750x350

 

¿Qué ventajas aporta el Bypass gástrico?

  • Al tener más de 25 años de historia resulta un procedimiento muy seguro ya que ha sido muy contrastado y se ha demostrado su eficacia.
  • Es una técnica muy apropiada para esos pacientes que son más débiles en cuanto al rigor de las dietas estrictas y fácilmente caen en la tentación de tomar dulces o picar entre horas.
  • Es el mejor procedimiento en pacientes con IMC>45kg/m2 y diabetes mellitus tipo II.
  • La pérdida de peso que se produce en el inicio es muy rápida con la tranquilidad de que se mantendrá durante un largo periodo.
  • La media de pérdida de peso que presenta es ligeramente mayor que el promedio que se consigue con Banda gástrica o con Tubulización.

¿Qué tipo de complicaciones puede presentar el Bypass gástrico?

Es cierto que por lo general esta técnica puede generar un índice más elevado de complicaciones que otros procedimientos en cirugía bariátrica como la banda gástrica o la gastrectomía tubular. Los pacientes también pueden verse en la necesidad de tomar suplementos de calcio, hierro y vitaminas.

La alimentación después del Bypass gástrico

Después de la intervención el paciente tendrá que seguir las indicaciones que le dé el médico. Lo normal es empezar con una dieta líquida a base de sopas, zumos y batidos durante los quince primeros días e ir incorporando de manera progresiva alimentos sólidos empezando por purés y alimentos triturados. Gracias a esta progresión el paciente se adapta a la disminución del volumen del estómago y así evitamos problemas como vómitos o inflamaciones iniciales. Después se admitirá cualquier tipo de comida pero siempre en una cantidad pequeña ya que el paciente se sentirá saciado antes de lo normal.

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone