El balón intragástrico es una sencilla herramienta concebida para proporcionarte la ayuda adicional que necesitas para adaptarte a un estilo de vida más saludable. Conseguirá sentir menos hambre y le será más fácil cambiar sus hábitos de alimentación, eso le ayudará a mantener la pérdida de peso una vez retirado el balón.

¿Con qué tipo de paciente se puede utilizar el balón intragástrico?

Es una opción para todas aquellas personas que desean adelgazar y no quieren tomar medidas drásticas como la cirugía o bien no reúnen las condiciones para ella.

Este método está recomendado para pacientes obesos:

  • que tengan un IMC superior a 30 (de 15 a 25 kg de sobrepeso) e inferior a 40.
  • adolescentes entre los 13 y 18 años que no cuentan con la madurez física ni emocional para pasar por una cirugía definitiva para su obesidad.
  • con pacientes demandantes de cirugía pero, que debido al altísimo riesgo o al rechazo a esta como única alternativa de tratamiento, optan por esta opción no quirúrgica.

Antes de la colocación

El paciente será evaluado por nuestros médicos y especialistas, que tras estudiar y analizar al paciente de forma individualizada lo aceptan o rechazan para el programa de balón intragástrico.

También el paciente pasará por un preoperatorio (con analítica preoperatoria, perfil glucémico, lipídico, tiroideo y de ácido úrico, electrocardiograma y radiografía de tórax).

ImgObesidadWeb_750x350_DIC155

¿En qué consiste el procedimiento?

Se trata de un balón blando de silicona que se coloca en el estómago, se llena con una solución salina y se retira a los 6 meses, está diseñado para rellenar parcialmente el estómago y producir una sensación de saciedad.

Dicho procedimiento dura apenas quince minutos y al cabo de un rato el paciente puede regresar a su domicilio sin ningún problema.

La retirada del balón también se hará también por endoscopia.

Este método no es quirúrgico, es rápido y seguro y no necesita ingreso hospitalario.

¿Cuánto peso puedo perder?

Los pacientes pueden esperar adelgazar de forma significativa en los primeros 6 meses de implantación del balón de 15 a 20 kg. El peso que pierda y el tiempo que mantenga ese adelgazamiento dependerá de su capacidad para adoptar cambios de estilo de vida prolongados relacionados con la alimentación y el ejercicio en la vida diaria.

Ventajas del Balón intragástrico

· Se ha demostrado que actúa de forma más eficaz a la hora de reducir peso que si solo se sigue una dieta.

· Método no quirúrgico sencillo, procedimiento ambulatorio. Abandonas el hospital el mismo día y por tu propio pie.

· No requiere tratamiento farmacológico prolongado

· Ayuda a crear y mantener sensación de saciedad

· Facilita la adopción de cambios en los hábitos de alimentación y en la forma de vida

Postoperatorio

Una vez colocado el balón gástrico en el estómago es normal que este lo identifique como un cuerpo extraño y trate de expulsarlo provocando una sensación de malestar con náuseas que se pueden prolongar durante los tres días siguientes y que desaparecerán por sí solos. También podrían producirse distintas afecciones gástricas causadas por el exceso de secreción de ácidos; es muy importante que sigas las indicaciones y recomendaciones que te dará el especialista y que sigas el protocolo al pie de la letra.

¿Cuáles son las complicaciones del postoperatorio?

Las complicaciones tras la colocación del balón intragástrico son inusuales pero a veces ocurren.

  • Un retraso en recuperar la vida cotidiana debido a los vómitos continuados hasta el tercer o séptimo día (8% de los casos).
  • A causa de los vómitos persistentes puede surgir una necesidad de rehidratación intravenosa (6% de los casos).
  • Puede darse el caso que se tenga que retirar el balón intragástrico en el primer mes debido a una intolerancia digestiva o psicológica (3% de los casos).
  • Si se produjera alguna fisura usted se daría cuenta rápido ya que la orina le saldría de color azul, debido al azul del metileno que se pone en el suero fisiológico con el que se rellena el balón intragástrico y esto obligaría a su recambio inmediato (2% de los casos).

ImgObesidadWeb_750x350_DIC15

¿Puedo seguir con mi actividad normal después de la colocación del balón gástrico?

Durante la primera semana es conveniente llevar un nivel de vida tranquilo, sobre todo los tres primeros días que tendrás que permanecer en reposo, ya que tu estómago necesitará adaptarse a la presencia del balón gástrico y mientras pasa esto puede que se produzcan molestias, náuseas y vómitos. Una vez pasado este tiempo volverás a la normalidad y será conveniente que inicies una rutina de ejercicio físico en tu vida diaria como complemento para favorecer la pérdida de peso.

¿Puedo beber alcohol?

Es preferible que bebas una sola copa de vino en alguna comida o cena de fin de semana, el resto de la semana no puedes beber alcohol.

¿Puedo comer lo que quiera?

Tú mismo notarás que no tienes tantos deseos de comer como antes. Aun así debes evitar las grasas, los dulces, las bebidas con gas y los helados. Debes evitar cualquier tipo de atracón porque puede ser peligroso.

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone