5 cosas que tienes que saber antes de la otoplastia

Otoplastia_750x750_SEPT17

Puede que en el mundo de la cirugía plástica, las orejas no tengan tanta popularidad como otras zonas del cuerpo a la hora de cambiar. Pero unos centímetros hacia adentro o hacia afuera pueden poner fin a años de creatividad en los peinados o a la colección de sombreros de tu armario. La cirugía de las orejas supone una solución permanente para mucha gente.

La mayoría de los pacientes que se someten a una otoplastia son niños, pero los adolescentes y los adultos también son bienvenidos cuando quieren retocar el tamaño o la forma de sus orejas.

Por tanto, el momento ideal para la otoplastia es alrededor de los 5 años. Ya que a esa edad la oreja está desarrollada al 85% y pueden empezar los complejos. Aunque por supuesto, si los padres no se ocuparon en su momento, un adulto joven puede pasar por quirófano también.

    • No duele tanto

La cirugía se realiza siempre bajo anestesia general en pacientes pediátricos. Aunque dependiendo de la dificultad en algunos casos se puede llevar a cabo con anestesia local. La recuperación no es tan dolorosa, los adultos podrán tomar medicamentos para el dolor durante los primeros días y pedir unos días libres en el trabajo.

    • Tus orejas nunca serán perfectamente idénticas

Esto significa que mientras el objetivo de la cirugía es hacer que ambas orejas sean similares entre sí en tamaño y proyección, los contornos siempre serán diferentes y alcanzar una simetría perfecta es imposible.

    • Suturas permanentes que pueden deshacerse

La otoplastia tiene una tasa de recurrencia relativamente alta de hasta un 20%. Los puntos que los médicos usan para fijar las orejas son suturas permanentes. Esto quiere decir que si las puntadas se deshacen, las orejas pueden volver a sobresalir o pueden necesitar una revisión para reajustar el ángulo. La buena noticia es que las revisiones se realizan normalmente en el consultorio del médico bajo anestesia local.

    • Plantéate dejar los deportes de contacto después de la intervención

El baloncesto, la lucha libre, el fútbol o cualquier otro deporte en el que puedas tener codazos en la cabeza supone el riesgo de deshacer las puntadas que sujetan las orejas. Si abandonar estos deportes no es una opción, tendrás que ser un poco más cuidadoso y usar algún tipo de protección durante el juego.

    • El rejuvenecimiento de la oreja cada vez es más común

A medida que envejeces, el tejido del lóbulo de la oreja se hace cada vez más fino y puede parecer desinflado. No sólo este cambio envejece tu apariencia, sino que puede afectarte a la hora de llevar pendientes pesados. Los rellenos dérmicos se pueden inyectar para rellenar el lóbulo de la oreja y darle una forma más agradable, el procedimiento también ayuda a que los pendientes sigan en su posición correcta.

En Láser2000 somos especialistas en practicar cirugía de orejas, si tienes alguna duda o quieres más información pásate por alguna de nuestras clínicas donde te atenderemos encantados.

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone